PROYECTO EDUCATIVO

PRESENTACIÓN PROYECTO EDUCATIVO

Estimadas educadoras y personal asistentes de la educación:

Tienen en sus manos un documento donde se encuentran los lineamientos Educativos que deseamos para los párvulos que se forman en nuestra institución.

Este documento, no puede quedar olvidado en los cajones o repisas de las salas, es un documento para ser trabajado, y así, planificar los contenidos y estrategias requeridas, para entregar a nuestros niños una educación de calidad, para lograr los objetivos que se piden para esta etapa.

También, para lograr los objetivos que tiene nuestra congregación, en el área de educación, que es formar personas, consecuentes con su fe, que toda persona es un hermano y hermana, y que participe activamente en la construcción de un mundo fraterno y solidario, al estilo de San Francisco de Asís, con sus características de humildad y sencillez, en medio de un mundo que busca los “primeros puestos” y la pomposidad.

Las invito a “alimentarse” de su contenido para que, con renovadas fuerzas, entreguen a los niños los conocimientos académicos, y los valores y principios cristianos. Se hace actual las palabras que Dios dirigió al profeta Ezequiel: “Come este rollo y ve luego a hablar… Aliméntate y sáciate… Lo comí y me supo dulce como la miel”. Este es el sabor que queda en cada uno, cuando hacemos nuestros deberes y trabajo, bajo la mirada de Dios y bajo las normas del Evangelio.

Invito a cada una a que, organizadamente le den vida a este proyecto, planificando su trabajo según el espíritu expresado en estas líneas. Recordemos que, para llevar a cabo este ideal, necesitamos creer en él, como también, despertar y, renovar la mirada que tenemos de la educación cristiana, y dar pasos firmes, para conseguir que nuestra formación, destruya las tinieblas e infunda esperanzas sobre el destino de niños y niñas, con una educación que tenga sus raíces fundadas en Cristo, el Señor.

En las manos de Dios ponemos el contenido de este documento, para que El, nos inspire la voluntad y la capacidad para darle vida, en beneficio de nuestros niños, y que, la Santísima Virgen, nos regale un corazón tierno y grande, para llevar a cabo nuestra misión. Deseándoles Paz y Bien

Hna. Carmen González Ahumada.

Representante legal